martes, 28 de marzo de 2017

RESEÑA Arcadia



Autor: Iain Pears
Traductora: María José Díez Pérez
Editorial: Espasa (Planeta de Libros), 2017
Tapa blanda con solapas, 636 págs.
Autoconclusivo
Género: Thriller, Ciencia Ficción, Acción, Fantasía, Aventuras.
Oxford. Década de los sesenta. El profesor Henry Lytten intenta escribir una nueva historia de fantasía que supere la obra de sus predecesores, J. R. R. Tolkien y C. S. Lewis. Y encuentra una confidente en su vecina Rosie, una adolescente de quince años.
Un día, mientras persigue al gato del profesor, Rosie encuentra una puerta en su bodega que le llevará a un mundo idílico, conocido como Anterworld, una tierra bañada por el sol de los narradores, las profecías y los rituales. Pero ¿es este acaso un mundo real? ¿Y qué pasa si ella decide quedarse?
Mientras se embarca en una aventura que puede llevarla de vuelta a casa, en un laboratorio, un científico rebelde está tratando de probar que el tiempo (pasado, presente y futuro) no existe, con consecuencias potencialmente devastadoras.
Una mezcla perfecta de Tolkien y C. S. Lewis con pulso de un thriller político y elementos de ciencia ficción clásica.
No sé ni cómo empezar a reseñar esta novela. Es tal el cúmulo de impresiones que se generan al ir leyendo que es muy difícil separarlas todas para comentarlas. Empezaré diciendo (una vez más) que no tenía ni idea de qué iba esta historia. Yo sólo vi Tolkien y Lewis en la portada y para mí sirvió como gancho. Es cierto que las referencias están ahí, eso es innegable y que el tema de la puerta iluminada desde el interior en la portada de la novela que tanto recuerda al armario de Narnia sea la guinda que necesiten algunos lectores como yo para lanzarse a la aventura. Y qué aventura, señoras y señores.

Hacía mucho que un libro no me sorprendía tantísimo por no saber en ningún momento hacia dónde va a girar la historia y eso que tengo que reconocer que al principio estaba totalmente perdida en cuanto a personajes, ubicaciones y tiempos, porque en ningún momento de la historia (vais avisados) se indica ni en qué lugar estamos, ni en qué fecha se desarrolla el capítulo ni siquiera quién será el narrador. Y es que nada más empezar, los capítulos saltan de un personaje a otro, incluso cambiando la conjugación personal en los verbos de la narración (algunos personajes en tercera persona y otros en primera). 
Además, cada personaje con su propia trama está situado en un tiempo y en un lugar diferente. Tan diferentes que incluso hay personajes que están en un mundo “fantástico”, otros en el pasado y otros en una ubicación incierta que podría ser el futuro en algún punto de Escocia en un centro científico algo secreto. La curiosa forma de ir saltando de una trama a otra sin que nos perdamos (eso sí, una vez que nos hemos enterado de esta mecánica) es una de las cosas que más me ha maravillado, porque alguna de las historias está dentro de la mente de otro de los protagonistas, y luego pasado y futuro se unen, juntando a otro par de personajes y así se va desengranando esta enorme maquinaria narrativa.
Para no estropearos la sorpresa que supone esta novela, sólo os comentaré las que parecen ser las tres tramas principales sin contaros su conexión. Por una parte, tenemos un futuro distópico e incierto en el tiempo, en el que la sociedad autoritaria ha llegado a tal punto de control sobre las personas que necesita expandirse y un mundo no les parece suficiente, por lo que desde una base secreta de una de las mayores empresas científicas se están haciendo pruebas y cálculos para poder viajar entre universos paralelos. Al “mismo tiempo”, somos testigos de cómo un profesor de Oxford en los años 60 intenta dar con una historia tan completa y tan inolvidable como las creadas por sus compañeros de pub, Tolkien y Lewis, a los que admira. Y entre ambas ubicaciones, tenemos la historia de aventuras épica que se desarrolla en Anterwold, un mundo de bosques y castillos, de damas y caballeros, de maestros sabios y aprendices indisciplinados, de conspiraciones palaciegas por el poder y  de proscritos injustamente acusados.
Todo ello está magníficamente conectado y sin que nos demos cuenta, cada personaje es vital para enlazar todos los elementos de las tramas que tan alejadas parecen unas de otras en un principio y el autor se sirve de elementos vistos en otras historias pero que hasta ahora, yo no había visto unidos de una forma tan sutil. No he podido evitar acordarme de Regreso al futuro cada vez que Angela Meerson, la científica “loca” de esta historia, abre la boca para intentar explicar a su Marty McFly particular, que en este caso es una quinceañera llamada Rosie, las catastróficas consecuencias de su invento cuando la chica se va de visita a Anterwold, como si fuera Lucy Penvensie entrando en Narnia, y cambiando la historia sin remedio.
Mientras que la trama en el futuro distópico tiene un aire de película futurista de acción, que incluye a un ex agente secreto reconvertido en investigador privador y a terroristas renegados antisistema, en los años 60 nos vemos envueltos en una historia de espías que buscan soviéticos hasta debajo de los enanos de jardín y que intentan acabar con los enemigos derrotados en la Segunda Guerra Mundial, sin tener en cuenta delante de sus narices hay quien ha podido viajar en el tiempo y sabe cómo acabará esa historia, a la vez que intenta evitar la suya propia en el futuro para impedir la muerte de millones de personas que no existirán hasta dentro de cientos de años.
En fin, como no quiero contaros mucho, es difícil de explicar sin daros más nombres y datos, pero basta deciros que todas las tramas están interconectadas de una manera soberbia, narradas de una forma impecable, con diálogos incisivos y reflexiones verdaderamente estimulantes sobre el tiempo, la importancia de la historia de la humanidad, los errores cometidos y las acciones y sus consecuencias. Además, en muchísimos pasajes del libro, asistimos a verdaderas clases de metafísica que desde un plano teórico, ponen a prueba nuestra comprensión sobre las líneas temporales hipotéticas y los universos paralelos que surgen al ramificarse ante la más mínima decisión de una persona, pero que en ningún momento tantísima información llega a abrumar (ni mucho menos a aburrir) porque el lenguaje y los continuos ejemplos que se utilizan en forma de metáforas, son perfectamente comprensibles (y si sois como yo, en vuestra cabeza sólo aparecerá Doc Brown explicando a Marty el funcionamiento del “condensador de fluzo” y os entretendrá igual).
Por si alguien está preocupado, el final, que simplemente es perfecto, cierra todas las tramas dándoles un sentido inesperado que se va desarrollando a lo largo de toda la novela, porque a pesar de que se van descubriendo pequeños misterios y se van desvelando identidades de quién es quién en cada uno de los tres escenarios, hasta el mismísimo final de la última página no tenemos todas piezas del puzzle con las que poder montar este increíble rompecabezas en nuestra mente. Y una vez que tenemos todos los acontecimientos ordenados en nuestra cabeza, es imposible no admirar la destreza con la que el autor ha ido uniendo todos los elementos a su antojo para que al final todo tenga sentido.
En definitiva, a pesar de todas estas pinceladas confusas que os he dado, la idea general es que estamos ante una novela fascinante, que mezcla lo mejor de los géneros de aventura, ciencia ficción, fantasía, espionaje, misterio y distopía, de una forma asombrosa sin que ninguna de las tramas pierda la coherencia con las demás y llevando al lector a diferentes estilos de ambientación y de personajes que la convierten a partir de ahora mismo en uno de mis libros favoritos que tardaré muchísimo en olvidar y que por supuesto, desde los primeros capítulos, ya supe que volveré a leer en algún momento.
Este libro es lo más original que he leído en años, una obra magistral que no me extrañaría nada que se convirtiera en una novela de culto en un futuro, porque es alucinante leer un completo caos en perfecto orden que crea el autor para contarnos esta historia inolvidable. Sin duda entra en la categoría de novelas que al terminarlas, te dejan un gran vacío existencial porque sabes que tu próxima lectura difícilmente la superará. Y que no os engañen las más de 600 páginas que tiene el libro, porque el viaje por Arcadia se hace muy corto.
*Mi agradecimiento por la amabilidad a la editorial Espasa por haberme proporcionado el ejemplar.
¿Conocíais esta novedad?
¿Os gustan las historias que mezclan géneros?

viernes, 24 de marzo de 2017

RESEÑA Erase una Vez en Londres




Autora: Laura Maqueda
Editorial: Phoebe Romántica
Tapa blanda / ebook, 288 págs.
Erase una Vez en Londres #1
Género: Romántica, Erótica, Chick-Lit.
¿Puede el modelo más famoso del mundo enamorarse de una chica corriente?
Desesperada, angustiada, perdida en mitad de un aeropuerto en un país extranjero… y estafada. Así se siente Miriam cuando aterriza en Londres y descubre que la empresa que le había prometido un trabajo la ha engañado y se ha quedado con su dinero. Perdida en una ciudad que no conoce y con apenas unas libras en el bolsillo, Miriam deberá buscar urgentemente una solución a sus problemas. Lo que no espera es encontrarse con un elegante, desconocido y guapísimo hombre, que se presentará como su salvador al ofrecerle su casa de manera desinteresada mientras ella busca un nuevo trabajo.
Miriam no puede sospechar que su casero, además de ser una belleza, es el modelo más reconocido del momento y que, además de hospedarla en su casa, está también dispuesto a abrirle su corazón… si es que la convivencia con una alocada española se lo permite.
Tenía pendiente de leer esta novela de Laura Maqueda desde el año pasado, porque como ya os comentado en alguna ocasión, de entrada me llama toda historia que transcurra en Londres y más si se refleja en el título. Además con esa portada tan alocada, la novela prometía risas y desenfado en cada página. Así ha sido, pero a ratos. Me explico. Me esperaba muchísimo más humor en esta novela y aunque tiene sus dosis en forma de diálogos, las situaciones no son excesivamente descabelladas o divertidas para que logre diferenciarse de otras novelas chick-lit.
Los personajes que podemos encontrarnos pueden gustar a cualquiera, porque no tienen ningún rasgo que puedan hacer que nos caigan mal, pero a la vez, son tan normalitos, que pueden no llegar a encantarnos. Julian es el protagonista masculino que lo único que tiene de especial es que es famoso, muy guapo y muy encantador. En resumen, muy típico. Y por su parte, Miriam es la típica española que va a buscar trabajo a Londres, y cuando las cosas se tuercen, acaba por casualidad viviendo con un hombre guapísimo, famosísimo y comprometidísimo con su novia también súper famosa. En definitiva, dos personajes destinados desde el principio, cuya química funciona pero que por algún motivo, no hace combustión.
Ni siquiera con la inclusión de las escenas eróticas, que también me han parecido muy típicas y en este caso, algunas veces innecesarias para la narración. A decir verdad, me esperaba muchas más escenas de Miriam intentando adaptarse a la vida de famoso de Julian (y sus consecuentes dificultades para una completa anónima como ella) porque creo que habría dado muchísimo juego. En cambio la historia gira hacia tramas que ya he leído muchas veces (como una novia “que sobra”, las inseguridades de la protagonista, y la pasión desenfrenada en apenas unas semanas).
En cambio, el toque más ameno lo dan otros dos personajes que siendo secundarios, cada vez que aparecían hacían la historia mucho más interesante. Os hablo de la hermana pequeña y el jefe barman de Miriam. Todas las intervenciones de estos dos son de lo mejor y me ha sabido a muy poquito (es más, hago petición desde aquí para un spin-off, por favor).
Sin embargo, a pesar de que la historia simplemente se deja disfrutar, sin duda una de las cosas que me ha encantado y que suele darle muchos puntos a una novela, son las referencias a películas que hay por todos los capítulos. Es más, el título de cada capítulo es una película, con una pequeña frase en referencia al contenido del capítulo. Sencillamente, me ganan estas cosas. Además, si sois cinéfil@s empedernid@s como yo, esta historia os recordará a Notting Hill pero a la inversa y con escenas eróticas incluidas. Así que si os gustan las novelas que bien podrían ser comedias románticas de TV de lo más típico, disfrutaréis mucho con el romance de Julian y Miriam. ¡Incluso tenemos cameo de Loki!

Por otra parte, el estilo de la autora me ha convencido muchísimo, su narración hace que se pueda leer muy rápido y la forma sencilla de transmitir las situaciones y los sentimientos hace que resulte muy natural todo lo que ocurre en la historia. Quitando el hecho de que una española estafada (bueno, esto es más que probable que nos pase a cualquiera) acabe de inquilina en casa de un top model británico súper famoso al que vuelve loco a primera vista, la historia es bastante realista, en el sentido de que las situaciones son perfectamente plausibles sin que haya ninguna que digas al leerla “Bueno, sí, claro, ¿y qué más?” Y además, hay un par de giros argumentales que mantienen el interés hasta el final aunque más o menos sea predecible.
Así que por todo ello, creo que es una novela recomendable pero avisando de que es bastante edulcorada para mi gusto, con un final spoiler→demasiado rosa y perfectofin de spoiler y con unos personajes que aunque cumplen su función, pero a la creo que son demasiado típicos para sobresalir por algo en concreto. Eso sí, la novela en general entretiene muchísimo y engancha sin que te des cuenta, porque simplemente creo que es cuestión de gustos el hecho de disfrutarla más o menos.
Por lo tanto, ha sido una novelita entretenida de la que esperaba un poquito más, pero que para pasar un fin de semana con algo ligero, ameno y con una relación entre dos protagonistas bastante interesantes, pero que aunque recomendable, me ha faltado algo más para que fuera realmente adictiva para mí. Sin embargo, tengo muchísimas ganas de leer la segunda parte, que no es continuación de esta historia (o sí según se mire) porque como os he dicho, el estilo de la autora me ha encantado y estoy segura de que con los nuevos personajes, me engancharé muchísimo más a esa nueva historia en “Erase otra vez en Londres”
¿Habéis leído esta historia?
¿Conocíais a la autora?

martes, 21 de marzo de 2017

ENTREVISTA Lorena Pacheco



¡Buenos días! Hoy os traigo algo completamente diferente al blog por dos motivos: primero porque es la primera entrevista que realizo a un autor o autora para el blog y segundo, porque es el primer Booktour en el que participo y no podía hacerme más ilusión que precisamente fuera con la última novela de una de mis autora preferidas, Lorena Pacheco. Este Booktour surgió gracias a Enara del blog Palabras que no debieron ser leídas, que tuvo la amabilidad ponerse en contacto conmigo y otras bloggers para colaborar y emocionarnos juntas.
¡Allá vamos!
Empezamos con la pesadilla de todo escritor: la hoja en blanco. ¿Has tenido que enfrentarte alguna vez a este problema tan temido? ¿Tienes algún truquillo que te haga solucionarlo?
Por desgracia, sí, y es muy frustrante. En realidad, más que un truco, lo que suelo hacer es dejar de escribir, alejarme del ordenador y ponerme algo de música para relajarme y desconectar. Es así como suele venirme la inspiración.
¿Tienes alguna manía o rareza o secreto inconfesable como escritora? ¿Algún ritual a la hora de escribir o empezar o terminar una novela, que quieras confesar?
Creo que no tengo ninguna manía rara o secreto jugoso. Vaya… Habría quedado original para responder a esta pregunta, lo siento. Si algo te puedo decir es que suelo ponerme siempre los cascos con algo de música (de diferente tipo, según la escena que esté escribiendo). Odio tener ruidos alrededor y, además, no me gusta que haya alguien viendo lo que escribo en tiempo real. Me pone nerviosa.
¿Recuerdas algún consejo que te haya dado algún otr@ autor@ que te haya resultado súper útil para ti personalmente?
Sin duda, uno de los más útiles ha sido el uso de la escaleta. Se lo debo a Scarlett de Pablo, y ahora siempre que empiezo una novela, trabajo primero la escaleta para no quedarme en blanco. Nada demasiado elaborado, luego soy mucho de improvisar escenas, pero el hecho de tener un camino que seguir, me ayuda a evitar esa página en blanco tan temida de la que me hablabas.
¿Qué consejos darías tú según tu experiencia a la hora de enfrentarte a una historia?
Uf… Creo que es importante tener claro lo que quieres contar, conocer a tus personajes, sus motivaciones, sus objetivos. Me encanta hacer fichas de personajes, añadir datos (aunque no vayan a salir en la novela), situaciones, frases, imágenes… Cualquier cosa que les haga cobrar vida hará que el resultado luego sea mucho más real.
¿Hay alguna escena, o tipo de escenas, que te cueste escribir especialmente? ¿O algún tipo de pasaje (descripciones, sentimientos, situaciones…) que te resulte complicado transmitir?
Las escenas eróticas no son mi fuerte. A veces, me cuesta un poco encontrar las palabras exactas para transmitir lo que quiero. Por otro lado, quien haya leído alguna de mis novelas, sabe que siempre me decanto más por los diálogos. No es que no me gusten las descripciones, me encantan y las veo muy necesarias, pero creo que las disfruto menos y por eso no me gusta poner demasiadas o hacerlas muy largas. Como todo, depende del tipo de novela que estés escribiendo.
Yo soy una lectora muy visual, y siempre sin darme cuenta acabo poniendo caras conocidas a los personajes según leo. ¿Te ocurre lo mismo al escribir o antes de empezar a escribir? Es decir, ¿tienes modelos mentales para la apariencia o la personalidad de tus personajes?
Sí, ¡por supuesto! Como te comentaba antes, me encanta hacer fichas o carpetas de personajes y, para ello, busco fotos en Internet. Nunca son personas de mi entorno, la verdad, casi siempre les pongo cara de actores o actrices. Aunque, si te soy sincera, conforme escribo luego no estoy pensando tanto en ese físico en concreto. Sí en los rasgos principales, pero las caras se desdibujan un poco y puedo ver referencias en varios modelos, no solo en uno. Sí, soy un pelín rara…
Si tuvieras delante a una persona más o menos de tus mismas características (edad, gustos de películas, etc.) pero a la que no le gustara leer, ¿qué libro le recomendarías para que disfrutara y que se enganchara en la lectura?
Harry Potter y la piedra filosofal. Para mí fue todo un descubrimiento. Cuando lo empecé en su día, no pensaba que me iba a enganchar de esa manera.  También le recomendaría Los Juegos del Hambre o La Quinta Ola, por ejemplo. Adoro las distopías. Y bueno, hay muchos más, pero se me ocurren esos como referentes que, además, son conocidos por todo el mundo.
No sé si alguna vez te lo has planteado, pero últimamente está “resurgiendo” el método de escribir a cuatro manos (con coautor/a). Si te “obligaran” a escribir a cuatro manos ¿hay algún autor o autora que con quién crees que serías compatible?
Alguna vez lo he pensado, pero me parece complicado (y admirable) el tema de la coordinación y demás. Escribir a cuatro manos implica dos mentes diferentes, por mucho que encajen bien, y eso luego no debe notarse en el resultado final. No debe haber diferencias, a no ser que sean buscadas, desde luego. Por otro lado, creo que sería compatible con muchas de mis compañeras de editorial. Es cierto que cada una tiene su propio estilo, pero creo que tenemos puntos comunes a la hora de escribir y plantear una historia. Y el humor, eso también.
Se te ve muy cómoda en el género chick-lit  y de hecho, tu narración es súper fluida porque se nota que disfrutas con un género tan actual y cercano, pero ¿te has planteado alguna vez probar con algún otro género? Incluso se me ocurre, ¿llegarías alguna vez a mezclar géneros con tu zona de confort?
Es cierto que me encanta el chick-lit y me siento cómoda escribiéndolo, pero también me gusta probar con otros géneros. De hecho, tengo escritas algunas historias de género paranormal o distópico. No obstante, el chick-lit me permite una libertad y una diversión que hacen que siempre quiera volver a él, sobre todo después de una historia más densa.
¡Me encantaría mezclarlo con algo más! Hace un tiempo, pensé en hacerlo con histórica, en plan viaje en el tiempo. Sí, creo que me podría divertir un montón escribiendo eso, así que no lo descarto.
¿Recuerdas cómo te sentiste cuando supiste por primera vez que publicarías una de tus novelas?
Me pilló en el trabajo. Recibí un mail de una editorial que se interesaba por publicarme Rosas azules y fue como… OH. DIOS. MÍO. Sentí una alegría inmensa, aunque no pude exteriorizarlo como me pedía el cuerpo. Aun así, no fue una publicación al uso. Quiero decir, fue una coedición, así que no es lo mismo que si ganas un concurso, por ejemplo. Pero, en cualquier caso, recuerdo una emoción y una ilusión increíble.
Hace relativamente poco que se publicó tu primera novela y en algo más de un año, ya tienes tres y vas camino de la cuarta ¿cuáles son las dificultades que te has encontrado tú personalmente a la hora de publicar?
La verdad es que con la primera novela el proceso fue sencillo, seguramente porque era una coedición, ya sabes. Me contestó la primera editorial a la que la mandé, si no recuerdo mal, y ellos se encargaron de todo lo demás.
Antes de Escarlata Ediciones, envié Reset y otra novela llamada Alma a un montón de editoriales. Recuerdo todo como algo un poco lioso, pero estuvo bien porque sirvió para aprender un poco y, además, lo hice conjuntamente con María Viqueira. Recopilamos información de algunas editoriales y su catálogo, y fuimos redactando cartas de presentación, resúmenes, sinopsis y demás. Fue genial compartir esto con ella, aunque el proceso fue algo frustrante. Normalmente, no suelen responder porque reciben muchos manuscritos, ya lo sabes. Con el paso de los meses, pierdes un poco la esperanza. Mientras, María y yo fantaseábamos con algún día compartir editorial. Y, bueno… aquí estamos al final.
*Como dato, Lorena me aclara que también ha escrito otra novela “Rosas azules”, en coedición con Editorial Club Universitario, que se publicó en 2012, de temática juvenil romántica, disponible en Amazon y que os enlazo aquí.
TAG Rapidísimo
La típica: estás en una isla desierta indefinidamente, ¿qué 3 libros te gustaría tener allí contigo para leer y releer? 
Harry Potter y la Orden del Fénix. Los Juegos del Hambre. Y alguno de “cómo sobrevivir en una isla desierta”, a ver si duro lo suficiente para que me rescaten.
Personaje literario con el que te sientes muy identificada.
No suelo sentirme identificada completamente con casi ningún personaje. Siento empatía hacia ellos, hay cosas que tienen relación conmigo, pero un personaje completo… No se me ocurre ahora mismo, si te soy sincera. En realidad, aunque suene raro, te puedo decir uno mío: Angélica, de “La pata de Cupido”. Es una chica normal con sus dudas y sus miedos, un poco desastre, a la que le gusta comer y que utiliza la ironía bastante. No es juego limpio, lo sé, pero no se me ocurría nadie más.
Palabra favorita o con significado especial para ti.
¿Si digo “mierda” sonaría raro, no? No es mi palabra favorita, desde luego, pero empieza a significar mucho más que… pues eso, que lo que significa.  Pero no tengo ninguna palabra favorita o especial. Suelo decir muchos tacos, que no son bonitos, pero son muy útiles para desahogarme. Eso, de alguna forma, es especial también, ¿no? Jajaja.
Personaje que hayas creado al que le tengas un especial cariño.
Creo que me quedo con Gustavo, de Reset. Es entrañable, leal y muy… no sé, tierno.
Si pudieras elegir una historia para poder vivir en primera persona, ¿cuál sería?
Vuelvo con Harry Potter. La magia, el castillo, las clases, los misterios… ¡Quiero mi carta de Hogwarts ya!

Hasta aquí mi aportación al Booktour de “Mierda en mis zapatillas”, que obviamente no habría sido posible sin la amabilidad de Lorena Pacheco al contestar a mis preguntas que nos permiten conocerla un poquito más. Como podéis ver, desborda humor en cada palabra y eso se refleja en cada una de sus novelas. Por si no la conocierais anteriormente, os dejo enlazadas en las portadas de sus anteriores novelas las reseñas que hay publicadas en el blog y espero poder traeros muy pronto también la reseña de su última novedad.
http://enmitiempolibro.blogspot.com.es/2017/01/resena-la-pata-de-cupido.htmlhttp://enmitiempolibro.blogspot.com.es/2017/02/resena-reset.htmlhttp://enmitiempolibro.blogspot.com.es/2017/02/resena-mierda-en-mis-tacones.html
Además, por si os habéis perdido alguna entrada en los blogs de mis compañeras de Booktour, a continuación os las enlazo y también las que están por llegar en los próximos días.

Así que si os pica la curiosidad con esta novela, os dejo podéis adquirir próximamente vuestro ejemplar aquí, directamente en la web de Escarlata Ediciones.
¿Conocíais a esta autora?
¿Habéis leído sus novelas y estáis deseando leer más?